Six Sigma y la reducción de costes

SIX SIGMA, tal y se define en Wikipedia, es una metodología de mejora de procesos, centrada en la reducción de la variabilidad de los mismos, consiguiendo reducir o eliminar los defectos o fallas en la entrega de un producto o servicio al cliente. La meta de 6 Sigma es llegar a un máximo de 3,4 defectos por millón de eventos u oportunidades (DPMO), entendiéndose como defecto cualquier evento en que un producto o servicio no logra cumplir los requisitos del cliente.

Six Sigma es una evolución de las teorías sobre calidad de más éxito desarrolladas después de la segunda guerra mundial. Especialmente pueden considerarse precursoras directas:

  • TQM, Total Quality Management o Sistema de Calidad Total
  • SPC,  Statistical Process Control o Control Estadístico de Procesos

También incorpora muchos de los elementos del ciclo PDCA de Deming.

Six Sigma, Fue iniciado en Motorola en el año 1987 por el ingeniero Bill Smith, como una estrategia de negocios y mejora de la calidad, pero posteriormente fué mejorado y popularizado por General Electric.

Six Sigma utiliza herramientas estadísticas para la caracterización y el estudio de los procesos, de ahí el nombre de la herramienta, ya que sigma es la desviación típica que da una idea de la variabilidad en un proceso, y el objetivo de la metodología Six Sigma es reducir ésta de modo que el proceso se encuentre siempre dentro de los límites establecidos por los requisitos del cliente.

Obtener 3,4 defectos en un millón de oportunidades es una meta bastante ambiciosa pero lograble. Se puede clasificar la eficiencia de un proceso con base en su nivel de sigma:

  • 1 sigma= 690.000 DPMO = 31% de eficiencia
  • 2 sigma= 308.538 DPMO = 69% de eficiencia
  • 3 sigma= 66.807 DPMO = 93,3% de eficiencia
  • 4 sigma= 6.210 DPMO = 99,38% de eficiencia
  • 5 sigma= 233 DPMO = 99,977% de eficiencia
  • 6 sigma= 3,4 DPMO = 99,99966% de eficiencia

Tanto el TQM o Lean Manufacturing, que ya desarrollé en un post anterior, como el Six Sigma persiguen la misma idea (la búsqueda de la mejora y reducción de la variabilidad de los procesos), sin embargo el método es muy diferente entre ambos:

Aunque en ambos casos el primer paso es medir el proceso, el TQM está basado en el análisis de desperdicios (muda) esto es de acciones que no generan valor dentro de la organización, mientras en que en el caso del Six Sigma es el análisis de la variabilidad del proceso basado en el concepto del desempeño libre de errores. Dentro de los beneficios que se obtienen del Seis Sigma están: mejora de la rentabilidad y la productividad. Una diferencia importante con relación a otras metodologías es la orientación al clienteEsta metodología busca que todos los procesos cumplan con los requerimientos del cliente y que los niveles de calidad y desempeño cumplan con los estándares de Six Sigma. Al desarrollar esta metodología se requiere profundizar en el entendimiento del cliente y sus necesidades. En base a ese estudio sobre el cliente se diseñan y mejoran los procesos.

El proceso Six Sigma se caracteriza por 5 etapas concretas:

  • Definir el problema o el defecto
  • Medir y recopilar datos
  • Analizar datos
  • Mejorar
  • Controlar

Los proyectos llevados a cabo con metodología Six Sigma generan ahorros y/o aumento en ventas, tal y como demuestran los pioneros. Los resultados para Motorola hoy en día son los siguientes: Incremento de la productividad de un 12,3 % anual; reducción de los costes de no calidad por encima de un 84,0 %; eliminación del 99,7 % de los defectos en sus procesos, y ahorros en los costes de los materiales, de la mano de obra y de los costes indirectos de fabricación sobre los 10.000 millones de doláres.

Anuncios
A %d blogueros les gusta esto: