La “colaboración” en compras

El término “colaboración“, en compras, puede referirse a tres iniciativas diferentes que vale la pena tener en cuenta, y que se detallan a continuación:

  1. Colaborar con los departamentos internos. La situación ideal de suministro de una organización ocurre cuando un equipo interfuncional colabora en todos los aspectos de un proyecto de compras. Debido a que los otros departamentos están muy ocupados con las prioridades que les competen, muchas veces deciden posponer los procesos de adquisición de productos y servicios hasta última hora, teniendo como resultado una mala negociación y un elevado coste, por no haber dedicado el tiempo suficiente a colaborar con compras y encontrar el mejor valor del mercado para sus compras, e incluso no obteniendo los bienes y servicios a tiempo entrando en roturas de stock, parada de máquinas…
  2. Colaborar con los proveedores. La colaboración con los proveedores es vital. La mayoría de los departamentos de compras tienen como misión “adquirir los productos y servicios que requiere la empresa, con la calidad especificada, el coste más bajo y en el tiempo requerido.” Pero en una organización de compras avanzada, los departamentos colaboran con los proveedores en la mejora de los procesos. A mayor nivel de colaboración con los proveedores, se dará un mayor nivel de innovación, se reducirán mas los costes, se logrará un mayor nivel de desempeño financiero, y aumentará el nivel de satisfacción de los clientes.
  3. Colaborar con otras organizaciones de compras. Algunas organizaciones son demasiado pequeñas para tener suficiente peso con sus familias de compras, y justificar así grandes descuentos del proveedor. Para aumentar su influencia, estas organizaciones pueden formar una alianza con otras organizaciones de similar tamaño con la creación de una Central de Compras, combinar sus necesidades de determinados productos o servicios, y comprar los productos o servicios a un coste menor que presumiblemente esa organización particular no podría obtener por su propia cuenta. La ventaja que se tiene es que además de reducir los costes, mejorar las condiciones y gestionar acuerdos con proveedores que de forma individual sería imposible conseguir en condiciones óptimas, también se reducen los tiempos. 
Anuncios
A %d blogueros les gusta esto: