Caso Práctico III_ Garantizar la calidad en el sector industrial

Un grupo multinacional dedicado al diseño y fabricación de componentes, que contaba con más de 75 centros productivos en todo el mundo y más de 15 centros de I+D+I, implantó una estrategia para la gestión de sus suministros siguiendo con su política de buen gobierno.

Dicha estrategia, perseguía facilitar y garantizar el cumplimiento de los requisitos en materia de calidad por el conjunto de sus casi 25.000 proveedores a nivel internacional.

Así, para unificar criterios e implantar una política estándar de calidad, decidió acometer un proyecto de gestión global de proveedores bajo criterios de calidad.

Primero, realizó un análisis de la gestión de proveedores en distintos centros productivos de la compañía, y, tras este estudio inicial, diseñó un modelo para unificar los procesos de evaluación y toma de decisiones basándose en criterios de calidad.

El alcance de este modelo, soportado en una herramienta tecnológica incluida, era:

1. Diseño de certificados de homologación en función de los criterios de calidad.

2. Control automático del repositorio de certificados y documentación complementaria (auditorías y homologación de muestras iniciales).

3. Gestión de las no conformidades.

4. Base de conocimiento de calidad: Ranking de proveedores y repositorio unificado de información.

5. Evaluación automática y continua del proveedor en función de los criterios de calidad establecidos.

Anuncios
A %d blogueros les gusta esto: